Imprescindibles

Cabo Ortegal

Donde las verdes aguas del Golfo de Vizcaya se fusionan con el azul cobalto del Atlántico, un lugar en el que se esconden las segundas rocas más antiguas del planeta, puedes vislumbrar pájaros o perderte en los antiguos senderos del macizo de Herbeira.

Cabo Ortegal, además, es un faro, una torre incrustada cerca de la costa que en su origen, y mediante una señalización luminosa, tenía la función de advertir a los barcos y navegantes que estaban cerca de la costa, para que por la noche no batiesen contra los acantilados y zonas empinadas, utilizando la luz como guía. Hoy en día, los faros ya no se encienden con una lámpara, pero aún tienen ese aliento de magia que, en Cabo Ortegal, adquiere otra dimensión.

Enlace al área indicada.

Enamórate de Santo André de Teixido 

No te resistas, si no vas vivo, irás de muerto. Ortegal es una visita obligada para cualquier explorador de destinos, así que prepárate con tus mejores galas de senderismo y recorre alguno de los itinerarios de peregrinación que conducen a Santo André de Teixido.

Estos caminos te acercarán a su pintoresca villa, presidida por la Capilla de Santo André de Teixido, que está llena de historia y leyendas y te hará reconectarte con la espiritualidad.

No olvides llevar unos cuantos euros en tu bolsillo, porque no te querrás marchar sin comprar algunos «sanandresiños» (pequeños amuletos hechos de migas de pan que te protegerán de diferentes adversidades) y un ramo de «hierba para enamorarse» (que debes de poner en el bolsillo de su abrigo de tu amor platónico para lograr el amor eterno).

Enlace al área indicada.

Acantilados de Loiba – El mejor banco del mundo

El mirador de Coitelo, más conocido como los acantilados de Loiba es, posiblemente, uno de los lugares más bellos de la costa atlántica. Desde aquí, descansando en un banco en el acantilado, puedes capturar la bravura del mar y las impresionantes vistas o la naturaleza pura que circunda el lugar.

La costa de Loiba no la conforman solo acantilados o rocas; es tojo, matorral, y crepúsculo de infarto. Aquí el mar golpeó con tanta fuerza que hizo agujeritos en la piedra, creando las conocidas “furnas” que responden a pequeñas cuevas excavadas, nidos de secretos y refugio del Atlántico.

Enlazar al área indicada.

O Barqueiro

Es un pequeño pueblo ubicado en el norte de la comarca, limita ya la provincia de Lugo, en el municipio de Mañón. Recibe su nombre de los antiguos «barqueros» que trasladaban personas y transportaban mercancías de un lado del estuario al otro, hasta la construcción del puente en el siglo XX.

Hoy es un pueblo marinero que conserva el encanto de antaño, donde el tiempo parece detenerse y materializarse en cada esquina, calle, o pequeña plaza, donde la gente del pueblo mantiene vivas las tradiciones marineras.

En el muelle, disfrutarás de la vista de uno de las rías más serenas de Galicia, te sumergirás en la actividad de barcos y marineros y disfrutarás de una calma que es difícil de lograr en otros lugares.

Enlazar al área indicada.

Estaca de Bares

El punto más septentrional de la Península Ibérica, donde varias rutas migratorias conducen desde el Atlántico, el Mediterráneo y el Ártico, lo que nos permite ver múltiples especímenes marinos y terrestres, como alcatraces y cetáceos.

Estaca de Bares se encuentra dentro del proyecto Geoparque Cabo Ortegal, debido a sus características geológicas. Bajo tus pies, rocas antiguas que nos hablan sobre el origen de la tierra y que te llevarán a lugares mágicos e inolvidables.

El espacio natural en esta área tiene una serie de características que ya fueron valoradas durante la Segunda República y abarca hasta la costa de Loiba, en Ortigueira, con playas solitarias «gracias» a su difícil acceso. Desde este lugar, una visita al pueblo pesquero de Porto do Barqueiro será imprescindible.

Enlazar al área indicada.

Bares

El Puerto de Bares, ubicado en Mañón, se encuentra junto a O Barqueiro, en uno de los lugares más bellos de la costa de Ortegal. Orgullosamente ubicado en una península respaldada por la Serra da Faladoira, ingresa al mar Cantábrico hasta llegar a la punta de Estaca de Bares. La villa de Bares oscila entre el estuario de Ortigueira y O Barqueiro, mientras que sus techos de pizarra azul están inscritos en el interior de un paisaje dirigido por una costa escarpada e irregular. Las casas descansan en el extremo norte de una pequeña cala, cuyo borde arenoso describe una cámara casi perfecta desde el rompeolas prerrománico de O Coido hasta la punta de Almeiro, dando lugar a la hermosa playa de A Concha.

La actividad principal del pueblo sigue siendo la extracción de mariscos. Todos los días los marineros van a pescar desde tiempos inmemoriales. Sin embargo, sabemos que la fama llegó a este puerto en el siglo XVI a manos de su célebre caza de ballenas, realizada desde Mount Cape, con una habilidad incomparable.

Enlazar al área indicada.

Proyecto de Xeoparque Cabo Ortegal

En Ortegal puedes estudiar, recorrer y sentir las huellas de nuestros antepasados ​​para palpar, mediante rutas geológicas, el origen de la formación de la tierra.

Así, en lugares como la Serra da Faladoira, el Macizo de Herbeira y el de O Limo o Os Aguillóns, tendrás la oportunidad de hacer un viaje al interior de la tierra a través de las rocas que conforman todo el territorio. Hay pocos lugares en el mundo donde las formaciones pétreas se muestren en un lugar distinto de donde se originaron y eso es lo que hace de este territorio algo extraordinario.

Su génesis comenzó hace unos 490 millones de años, en el llamado Cámbrico Superior, donde una colisión condujo a la creación de Pangea, un solo continente. En la actualidad, cuando visitas estos lugares, tienes ante ti composiciones que se han generado a una profundidad de 70 kilómetros. Esta peculiaridad litológica está representada por afloramientos sobresalientes de ecloxitos y piroxenitas, haciendo de este conjunto litológico una referencia científica e informativa.

Por este motivo, siete municipios de la zona, incluidos Cariño, Cedeira, Cerdido y Ortigueira, se han unido para presentar su candidatura al «geoparque», una figura de protección reconocida por la UNESCO y que pretende la puesta en valor del patrimonio geológico de esta zona, con el objetivo principal de defender el patrimonio geológico, la geoconservación y el desarrollo local.

Descubre el geoturismo: https://proxecto.xeoparquecaboortegal.gal/es/