Más de Ortegal

Patrimonio cultural

Ortegal se caracteriza no solo por su patrimonio natural, sino que también hay espacio para el patrimonio histórico, cultural, etnográfico o religioso. Un compendio de nuestra historia resumido en castros, mámoas, museos e iglesias. Cada uno con sus propias particularidades que los convierten en algo especial y único, ayudándote a comprender la historia de la comarca. Te aproximarás a oficios perdidos y a otros que aún están vigentes, descubriendo cómo vivir en una granja o moler granos, los modos de sobrevivir al invierno o saber cómo llegaron los primeros colonos a este territorio hace miles de años.

Estos son algunos de los edificios que, con su visita, te ayudarán a comprender mejor un pasado que no está tan lejano y cómo se ha desarrollado nuestra historia.

En el Castillo de la Concepción y el Museo Mares de Cedeira, entenderás la vida en un castillo y la tradición que une a este municipio con el mar, a través de la artesanía de los marineros o viendo una de las mejores colecciones expositivas sobre el mar y sus oficios. En el Museo Etnográfico de Meixido, el Molino de las Mareas de Senra (Ortigueira), sabrás del funcionamiento de los molinos y las moliendas y la importancia que tuvieron estas construcciones para el desarrollo de la vida cotidiana de los gallegos.

En cuanto al patrimonio religioso, en Ortigueira, se puede visitar el antiguo complejo del convento dominico, construido en el siglo XVI y expropiado en 1835. Actualmente está ocupado por dependencias del ayuntamiento. El Santuario de Portas, ubicado en la Serra da Panda, también en el municipio de Ortigueira, está rodeado de gran simbolismo, leyendas y tradiciones; la más conocida es la que dice que si bebes agua de la fuente cerca del santuario, tus penas y tus males desaparecerán.

Santa María de Régoa (barroco rural del siglo XVI al siglo XVIII), Santo André de Teixido (gótico – barroco del siglo XVI al siglo XVIII), Santa María do Mar o Santo Antonio de Corveiro, en Cedeira. La de Teixido y de Corveiro se encuentran en los acantilados del litoral ártabro, constituyendo un mirador natural hacia el Atlántico.

San Bartolomeu, en Cariño, terminada en 1923 y de estilo neogótico, tiene una peculiaridad: en el campanario está la campana del viejo barco de vapor Miramar, una embarcación con base en Mallorca que encalló a principios del siglo XX en los acantilados de Cabo Ortegal.

Además, rastrearemos nuestro pasado a través de restos arqueológicos, algunos de ellos excavados, para que puedan ser visitados. Tales son el Castro de Sarridal en Cedeira, que conserva una de las pocas saunas “castrexas” en la península; el Castillo de Casón, el Castro de Punta dos Prados o las mámoas en el Camino de los Arrieiros, en Ortigueira.

Mercados y lonjas locales

Los mercados y las lonjas son los puntos de reunión para productores locales, minoristas, encuentros con productos de temporada, en los que puedes escuchar el ajetreo y la cotidianidad de personas que habitan las aldeas.

Ortegal, no iba a ser menos, y conserva la tradición del mercado, las compras locales y de pescado fresco en la lonja, que según el tamaño del pueblo será mayor o menor.

Piérdete entre la gente, respira la naturaleza, compra los frutos de la tierra y el mar, vive su bullicio, déjate sorprender por una antigua tradición y anímate a adquirir tus productos preferidos en el mercado.

El tejido productivo del Ortegal se ha expandido y modernizado, al igual que en la recolección de algas; pero también se han mantenido las tradiciones, como el enlatado. Ambas características, innovación y tradición, se reflejan en Mar de Ardora y Conservas La Pureza, dos pequeñas empresas locales que han podido adaptarse a los nuevos tiempos, ya sea abriendo nuevos mercados, procesando algas marinas y transformándolas en productos ecológicamente certificados o manteniendo conservas tradicionales. Ambos mezclan novedad, perseverancia y adaptación a los nuevos tiempos.

Fiestas gastronómicas y populares

En la villa de Cedeira, además de los numerosos festivales y eventos locales para exaltar sus productos marinos, como la merluza o los percebes, destaca la celebración de «A Xira», una bulliciosa reunión en la montaña de San Antonio do Corveiro, que tiene lugar a mediados de agosto.

En el Puerto de Espasante, Ortigueira, destaca la fiesta de la canción de tasca y del marisco, un evento folklórico y gastronómico de varios días de duración a principios de agosto. También en Espasante, en el mes de abril, puedes disfrutar del pulpo de la ría, en un encuentro musical dirigido a un público familiar.

 

El municipio de Mañón, reserva para diciembre su evento por excelencia, el homenaje a la gente del mar, en la fiesta del marisco, que se realiza durante la semana coincidente con el puente de la Constitución.

Eventos

La nueva era de la música celta (Festival Internacional do Mundo Celta)

Desde 1978, cada verano, se celebra uno de los festivales de música folklórica de fama mundial en la ciudad de Ortigueira. Como resultado de los esfuerzos de la Escuela Municipal de Gaitas, se ha creado un festival casi artesanal que hoy en día no tiene nada de ese pequeño torbellino de personas alrededor de la gaita. Declarado Festival de Interés Internacional, en los últimos años ha sido escenario para la presentación de los últimos trabajos de reconocidas bandas.

Miles de personas vienen aquí, año tras año, a este festival y al paraíso terrenal en el bosque de pinos de la playa de Morouzos, donde se instalan miles de carpas que se arremolinan entre los árboles, al abrigo del frío de la noche, el rugido del mar y el sonido de la gaita.

Villas marineras

Ortigueira

Ubicado en la comarca de Ortegal, es uno de los municipios más grandes desde un punto de vista territorial, enmarcado geográficamente entre la Serra da Capelada y A Faladoira, su ría es ancha y en su entrada se define en múltiples curvas, a medida que acercamos a la tierra.

Ortigueira huele al mar, al muelle y a los vientos del norte, todo un compendio de sentimientos que se agitarán dentro de ti cuando llegues a estas tierras.

Un territorio con fuertes raíces celtas, música folklórica que, verano tras verano, se apodera de la villa. Cientos de folkies vienen a disfrutar de días llenos de música tradicional, conciertos al aire libre, gastronomía y noches interminables a la luz de la luna en las arenas de Morouzos.

Ubicación.

Cariño

Pueblo ubicado en el norte de la comarca de Ortegal, se caracteriza por sus calles empinadas y coloridas casas, dispuestas en un centro histórico que termina en las rocas escarpadas y agrestes de sus acantilados. Esta disposición viene dada por la escasa disponibilidad de tierras y la proximidad al muelle y la playa de A Concha. Es recomendable perderse en las calles estrechas, sus pequeñas plazas irregulares y conocer rincones increíbles a cada paso.

Una visita obligada es su muelle, en otro tiempo lleno de bullicio y actividad, ahora menos activo, pero aún conserva su encanto, reflejado en la existencia de oficios antiguos, como el marisqueo o la actividad incesante de mujeres experimentadas que día tras día rehacen los aparejos que las gentes del mar emplean en su trabajo diario.

Sin embargo, Cariño, no solo pesca, es arquitectura, es historia y puedes sentirla en los edificios antiguos que te reciben cuando llegas al pueblo y que son el recuerdo de algunas actividades que ahora están en desuso: la industria de la salazón y las fábricas de conservas. Algunas de estas antiguas fábricas aún mantienen su escudo de armas en la fachada, y otras, como las conservas de «La Pureza», todavía están en funcionamiento. Este recorrido pesquero culminará con una visita a la lonja de la villa, que es de tamaño pequeño y abierta al público, donde se celebra la subasta de percebes, un producto típico y representativo de la zona.

Ubicación.

Cedeira

Pueblo marinero en el que la luz sigue siendo intensa en la desembocadura de la ría, cuando caminamos hacia el puerto. Las galerías blancas anuncian esta luminosidad en nuestro camino por el casco antiguo hasta la lonja. La gente de mar tiene una fuerte presencia en la identidad y la fisonomía de Cedeira, personas responsables de la conservación de la diversidad biológica y el ecosistema. Así, el estuario por el que caminamos al salir del pueblo, fue declarado en 2009 Reserva Marina de Interés Pesquero, lo que garantiza una pesca sostenible en la zona. Una visita obligada es el Museo Mares de Cedeira, donde se muestran artes de pesca, tipos de faros, boyas y fondeos, o modelos de fábricas de sal, la flota de Cedeira y barcos tradicionales restaurados y recuperados para el Museo, como la Dorna.

Ubicación.